Make your own free website on Tripod.com
Mejillones gratinados
Home | Entradas | Plato Principal | Postres | Tragos | Otros
Fáciles, ricas y rápidas recetas de Narda

Mejillones gratinados

image1047.jpg

INGREDIENTES:

1 kg de mejillones frescos
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 puerro
1 zanahoria chica
1 hoja de laurel
Ralladura de 1 lima y 1 naranja
1 vaso de vino blanco
5 rodajas de pan lactal
3 cdas. de perejil picado
1 cdta. de eneldo picado
3 echalotes
2 cdas. de manteca pomada
Sal y pimienta
Aceite para freír el echalote

Salsa:

4 tomates peritas (pelados y sin semilla)
Jugo de cocción de los mejillones
Sal y pimienta
Aceite de oliva
Jugo de limón
1 cdta. de perejil picado
1 cdta. de eneldo picado

image1048.jpg

Lavar muy bien los mejillones y descartar los que estén abiertos o rotos.
Picar la cebolla groseramente, el ajo, el puerro y la zanahoria.
Rehogar todo lo picado en una cacerola con un poco de aceite de oliva hasta transparentar.
Incorporar los mejillones, la hoja de laurel y las ralladuras.
Dejar que tome nuevamente temperatura y subir el fuego.
Desglasar la preparación con el vino blanco y el jugo de medio limón.
Tapar la cacerola de 4 a 6 minutos y dejar que los mejillones se abran.
Descartar los mejillones que no se abrieron y dejar unos minutos aparte la preparación hasta que baje la temperatura.
Reservar el jugo de cocción.
Desprender de las valvas el mejillón, descartando una de las valvas.
Acomodar la otra valva en una placa para horno y volverá colocar un mejillón por valva.
Reservar.
Retirar la corteza del pan y procesar.
Picar el echalote bien finito y freír en aceite de oliva cuidando que no se queme.
Escurrir y mezclar con los echalotes el perejil y el eneldo picados.
Mezclar la croüte (corteza) con la manteca y cubrir cada mejillón con un poco de la preparación.
Al momento de servir gratinar en horno a 200 grados de 5 a 7 minutos, o hasta que se doren.

Para la salsa:

Mezclar el jugo de cocción de los mejillones con los tomates cortados en cubos chicos.
Agregar un poco de jugo de limón, el perejil y el eneldo picados.
Rociar con un poco de aceite de oliva y servir en cada plato con los mejillones.

EL SECRETO

Los mejillones se pueden utilizar para acompañar una pasta. Se cocinan de la misma forma pero cambiará la manera de preparar la croüte. Procesar el pan, rociarlo con manteca o aceite de oliva, colocarlo en una placa y llevar a horno de 8 a 10 minutos. Agregar los echalotes, el perejil, el eneldo y reservar. Una vez que la pasta esté al dente, terminar con el jugo de cocción de los mejillones, al que se le puede agregar el tomate concassé, el jugo de limón, etcétera.

EL TRUCO

Los mejillones se limpian uno por uno con un cuchillito o una esponja, raspando muy bien para eliminar las impurezas e incrustaciones que tienen en sus valvas. Para retirarla barba que tienen en uno de sus costados, lo mas fáciles tirar hacia adelante y después hacia afuera. No deben sumergirse en agua. Tampoco hay que consumirlos si están abiertos. Este es un plato para preparar a la tardecita y, cuando lleguen los invitados, mandar directamente al horno.

http://lacocinadeile.tripod.com/

http://lacocinadeile.tripod.com/