Make your own free website on Tripod.com
Bizcochuelo con ganache y praliné
Home | Entradas | Plato Principal | Postres | Tragos | Otros
Fáciles, ricas y rápidas recetas de Narda

Bizcochuelo con ganache y praliné

image1046.jpg

INGREDIENTES:

6 huevos
200 g de azúcar
200 g de harina 0000
Pizca de sal
30 g de manteca derretida y fría
50 g de chocolate blanco
1/2 taza de nueces
1 taza de azúcar

Ganache de chocolate:

250 g de chocolate semi amargo
5 cdas. de dulce de leche
150 cc de crema de leche

Almíbar de café:

1 taza de agua
1 taza de café fuerte
1/2 taza de azúcar
1/2 copita de coñac

image1045.jpg

Precalentar el horno a 160 grados.
Batir los huevos con el azúcar hasta lograr que quede a punto letra.
Incorporar la harina tamizada con la sal (de manera envolvente y en varias veces para que el batido no se baje).
Separar 3 cucharadas de la preparación y mezclar con la manteca derretida y fría.
Incorporar al resto de la preparación.
Verter en un molde de 26 cm, forrado con papel manteca en la base y enmantecado.
Cocinar de 45 a 50 minutos (o hasta que al introducir un palillo, salga seco).
No abrir el horno antes de los 20 minutos.
Dejar enfriar el bizcochuelo 10 minutos y desmoldar sobre una rejilla (para rellenar conviene dejarlo reposar de un día para otro).
Una vez que esté asentado, dividir el bizcochuelo en tres capas con la ayuda de un cuchillo serrucho grande.

Para el almíbar: colocar el agua y el azúcar en una cacerolita y llevar a fuego medio.
Cuando rompa hervor, bajar el fuego y dejar por 3 minutos.
Retirar del fuego, incorporar el café y el coñac y dejar enfriar.

Para el praliné: colocar el azúcar en una cacerolita o sartén y llevar a fuego bajo.
Cuando se empiece a disolver el azúcar, subir el fuego a medio y dejar que se haga caramelo.
Incorporar las nueces, dejar unos segundos sobre el fuego y colocar sobre una placa aceitada.
Dejar que se enfríe y picar a mano o en la procesadora.

Para la ganache: picar el chocolate y colocarlo junto al dulce de leche en un bol.
Calentar la crema y, justo antes de que rompa hervor, verterla sobre el chocolate.
Dejar reposar unos minutos e integrar con la ayuda de un batidor.
Colocar en un bañomaría inverso y revolver hasta que se enfríe.
Llevar por 30 minutos a la heladera.
Mezclar con la ayuda de un batidor eléctrico hasta que comience a formar picos.
Para el armado, colocar la parte de la superficie de la torta hacia abajo y humedecer con un poco del almíbar.
Untar con un poco de la ganache.
Y repetir la operación de humeder el bizcochuelo y untar con la ganache.
La última capa de bizcochuelo debe ser la que estaba en la base del molde.
Terminar cubriendo con el resto de la ganache.
Espolvorear con praliné y, si se quiere, con chocolate blanco rallado.

EL SECRETO

Al almíbar se le puede dar el sabor que más guste: agregar ralladura de limón y de naranjas, canela, cardamomo o jengibre. Si el postre lo van a comer chicos, obviar el alcohol. También es válido utilizar sólo jugo de naranjas en lugar de agua. Entre las capas de bizcochuelo, además de la ganache, se puede agregar el praliné, chocolate picado o duraznos en almíbar.

EL TRUCO

No hay que humedecer mucho la primera capa de bizcochuelo ya que será el sostén de la torta. Si está muy húmeda, al cortarla costará mucho trabajo sacar las porciones y se corre peligro de que se desarme. Para armarla, siempre debe quedar invertida como cuando salió del horno. La capa de abajo será la más recta y es la que irá arriba. De esta forma quedará más prolija.

http://lacocinadeile.tripod.com/

http://lacocinadeile.tripod.com/