Make your own free website on Tripod.com
Focaccia mediterránea con provoleta
Home | Entradas | Plato Principal | Postres | Tragos | Otros
Fáciles, ricas y rápidas recetas de Narda

Focaccia mediterránea con provoleta

image849.jpg

INGREDIENTES:

1/2 provoleta por persona
3 ramas de orégano fresco o una cucharada de seco
2 cdtas. de pimentón dulce
Pimienta negra molida
Aceite de oliva

Para la focaccia:

500 g de harina
10 g de sal
1 cdta. de azúcar
20 g de levadura fresca
50 cc de aceite de oliva
250 cc de agua tibia (aprox)
50 g de tomates secos
2 zucchinis chicos
2 berenjenas chicas
1 diente de ajo
1 taza de hojas de albahaca
100 g de aceitunas negras descarozadas
Sal y pimienta
1 atado de rúcula
2 cdas. de nueces picadas
2 cdas. de queso parmesano rallado
1 diente de ajo picado
1 taza de aceite de oliva
Sal y pimienta

image850.jpg

Picar el orégano deshojado y mezclaren un bol con el pimentón.
Agregar la pimienta negra y el aceite de oliva.
Pintar las provoletas de ambos lados con la mezcla de orégano.
Agregar unas ramitas extra de orégano enteras.
Tapar con papel film y dejar por 30 minutos
A último momento, pasarlas por harina, retirar el excedente y cocinar en la parrilla, grill o plancha (lo importante es que la superficie de apoyo esté muy pero muy caliente). Servir de inmediato.
Mezclar la levadura con una cucharada de azúcar y una de harina.
Disolver con un poco del agua tibia.
Tapar y dejar en un lugar tibio hasta que duplique su volumen.
En un bol, mezclar la harina con la sal, hacer un hueco en el centro e incorporar el aceite, la esponja de levadura y un poco del agua tibia.
Mezclar desde el centro hacia los costados e ir agregando agua.
Una vez incorporada, amasar por 10 minutos hasta que quede una masa lisa.
Dejar en un lugar tibio, tapada con un repasador limpio, hasta que duplique su volumen.
Hidratar los tomates con agua tibia por 15 minutos.
Luego, escurrir y picar bien.
Cortar las berenjenas y los zucchinis en láminas (descartar la parte de las semillas).
Cortar las láminas en juliana y saltear por separado en una sartén con oliva y un ajo aplastado.
Salpimentar y una vez que pierden rigidez, retirar y enfriar.
Picar las aceitunas y, a último momento, romper con las manos la albahaca.
Mezclar todos los ingredientes ya fríos en un bol y
chequear la sazón.
Desgasificar la masa (aplastar con los dedos abiertos para retirar las burbujas).
Formar un rectángulo lo más grande posible (de 1 cm o menos de espesor).
Esparcir el relleno por toda la masa, dejando 5 cm de borde libre.
Enrollar la masa haciendo presión, hasta llegar al borde. Cerrar muy bien los costados, aplastar un poco y darle forma de tubo rectagular.
Colocar en una placa para horno espolvoreada con harina. Llevar tapada a un lugar tibio hasta que duplique su volumen (unos 40 minutos).
Pintar con oliva o espolvorear con harina.
Llevara horno a 180 grados por 35 a 45 minutos, o hasta que esté bien dorado y al golpearlo haga un ruido hueco.
Limpiarla rúcula, retirar los cabitos y picar bien. Procesar en el mixer o licuadora con el ajo picado, el queso, las nueces e ir agregando el aceite de oliva en forma de hilo.
Salpimentar y agregar un poco de agua tibia o caldo si se lo quiere aligerar.
Servir el pan tibio con la provoleta recién hecha y el pesto de rúcula.

EL SECRETO

El pan se puede rellenar con otros ingredientes, por ejemplo: morrones asados, pasta de aceitunas, pesto y queso parmesano, mostaza, hierbas y queso de cabra. Otra opción es preparar panes chiquitos para porciones individuales con el mismo relleno que par a el pan grande. Para la cocción de los panes individuales dejar un poco menos en reposo.

EL TRUCO

Para evitar problemas: si la provoleta se derrite demasiado, tener en cuenta que la manera más simple de prepararla es en una sartén bien chiquita (casi del mismo diámetro que el queso) y bien gruesa. Eso si, debe estar bien precalentada y servirse en el mismo recipiente. Sólo un experto parrillero hace la provoleta a las brasas.

http://lacocinadeile.tripod.com/

http://lacocinadeile.tripod.com/